2004: 1TX vs. 3CV2007: 3CV vs 3XW vs XJ9002009: 3CV vs. 3XW2010: 3CV vs 1TX vs CBX750

Click to Home

Año 2.010: FJ 1989 1TX vs. FJ 1200 3CV vs. CBX 750 F2G

En septiembre de 2.010 mi amigo Jose Carlos estuvo 1 semana en Tenerife, así que aprovechamos para recorrer la isla con mis 2 motos, la FJ y la CBX, y quedar con Mingo y testar su estupenda 1TX. Han pasado 3 años desde que escribí la comparativa con la moto de Mingo. Mi moto parece otra estéticamente e incorpora algunas mejoras. La moto de Mingo tiene algunos secretillos también en su interior, aunque mantiene prácticamente la moto de serie. ¿Habrá más diferencia que antes entre mi moto y la de Mingo?, ¿y cómo va la CBX 750 frente a las 2 motos en carreteras muy reviradas?. Veamos

Alf FJ 1200 1989 3CV

Motor: 130.000 kms. y sumando. De compresión perfecta y no gasta ni una gota de aceite. Desde la prueba de 2.004 sólo ha cambiado que lleva unos chiclés de alta más grandes, compensador de escape abierto y bujías frías. El radiador más grande sigue en su sitio, así como el kit Dynojet, el KN, etc... Suena como un tractor y anda como un obús.

Chasis y frenos: delante las cosas siguen igual: muelles Hagon, pinzas y pastillas de R1 y bomba de Fazer. Líquido de horquilla SAE 10. Posición 1 de hidráulico y muelle delante.

Los latiguillos ahora siguen el esquema original con su distribuidor. Se fatigan más con un uso continuado que el esquema  de 2 latiguillos directos de bomba a pinzas.

Barras subidas sobre la tija casi 1 cm.

Amortiguador de serie con el truco del muelle hecho en posición 1 1/2 de muelle (original sería la 3 1/2) y 3 de hidráulico. Bieletas traseras más cortas que levantan la moto de atrás.

Neumáticos: BT020 120 delante y 170 detrás. ¡Supremos!

Estética: asiento especial, pintura del equipo Yamaha con Randy Mamola allá por los 80, cúpula Zero Gravity, retrovisores Vicma, trasportín Yamaha con parrilla Givi adaptada, protectores de barras, cubrecadenas, relé para más intensidad de luz delantera, leds traseros, manetas de aluminio, tornillos de acero inoxidable por doquier, palanca de cambios especial, tapa motor derecha... montones de cosas, vamos.

Prueba dinámica: potente, bruta, cocea a pocas vueltas con bastante mala leche y anda que da miedo. estabilidad perfecta y entrada en curva facilísima con la nueva geometría de dirección. Lo dicho: un cohete, pero además con la sensación de que siempre vas parado.

Mingo FJ 1200 1TX 1.986

Motor: con unos 70.000 kms en perfecto estado mecánico. Agujas Dynojet, chiclés de serie, filtro KN y escape completo Motad, soldado para evitar fugas. Tacto suave y fino, sube estupendamente de vueltas y no vibra nada.

Chasis y frenos: pinzas y pastillas Yamaha originales con bomba de Fazer. ¡Por fin me hizo caso y la moto frena!.

Amortiguador original con el truco del muelle y muelles Hagon con aceite SAE 10.

Neumáticos: Dunlop D205

Estética: perfecto estado de pintura, parrillas cromadas, motor pintado y perfecto, limpia por fuera y por dentro... Siguen sin hacerle justicia las fotos. Y con luces de emergencia y alarma con piloto en el cuadro. ¡A ver cuando me la instalas, Mingo!.

Prueba dinámica: finísima, cómoda, suave, sube de vueltas con ganas y como una exhalación. No vibra  y entra en curvas sola con la rueda de 16 y la horquilla tarada perfecta y con un antihundimiento del que estoy enamorado. En curvas rápidas se nota la flexión del neumático trasero de alta pared y con una llanta de 17 trasera sería la perfección. Parece mucho más pequeña que la 3CV por el carenado más reducido.

HONDA CBX 750 F2

Todos los detalles pinchando en el menú. La moto va muy bien, ágil, segura y manejable con una entrada en curva que hace que las 2 FJs parezcan 2 camiones, pero falta de potencia arriba comparada con los súper motores de las FJ. Además está mal de compresión, 8 kgm2 cuando tendría que dar de 12 a 14. O sea, a grosso modo, un 30% menos de potencia.. Realmente se merece esperar a la restauración de motor completa prevista para este invierno para tener alguna oportunidad en prestaciones. Con esto y nuevos escapes pretendo tener al menos esos 90 CV, pero reales, a la rueda. Seguiré informando.

Suspensiones estupendas, buenos frenos, excelentes neumáticos BT 57 y un tacto de embrague y cambio muy superior a las 2 FJs la hacen una moto fácil y segura. Los mandos son cómodos y el carenado es estupendo, con relojes fiables y de fácil lectura. Lo único malo es que no tiene reloj en el cuadro.

Respecto a detalles como acabados o terminación en relación a las FJs hay algunos mejores y otros peores. En los 80 era legendaria la terminación de Honda en relación a sus rivales japonesas, tanto en ingeniería como en fiabilidad. El tiempo pone las cosas en su sitio. Como diseño general de moto, motor, integración de cables, facilidad de acceso... realmente es muy superior a la FJ: el carenado completo se retira en un momento, todos los cables van por su sitio, todo está numerado y es sencillísimo de trabajar en ella, la moto no vibra y no rompe las fibras como las FJ. Todos sabemos la pesadilla que es quitar el carenado de las FJ o acceder al tornillo superior del amortiguador. En la Honda es todo limpio y fácil. Y que el amortiguador trasero o los muelles de horquilla aguanten 25 años es para quitarse el sombrero.

Ahora, el tiempo es un juez inapelable: con 20.000 kms a la Honda le suena la cadena primaria. Las 2 FJs con más de 100.000 no tienen este problema. Y la pintura de la Honda en tijas y otras partes mecánicas expuestas después de 7 meses en Tenerife empieza a pelarse. Con las FJs no pasa ésto. Y es un defecto que he observado aquí muy a menudo en otras Honda.

En conclusión: pienso que el motor es el corazón de un vehículo: si el corazón está mal todo está mal. Fibras y demás se arreglan o pintan. El motor siempre es caro de reparar. Y estas Honda, como explico en la parte dedicada a ella, se suma a la tradición de tensores y cadenas de distribución mal diseñados que nacen en la saga CB de los 70 y continúan hasta las CBR de hoy día. MAL

COMPARATIVA

Autopista: por carenado la 3CV es mejor, pero la moto de Mingo no vibra absolutamente nada y es igual de cómoda. A velocidades legales o cuasi legales, hasta 160 km/h, el mejor carenado es de la CBX, más suave incluso que la moto de Mingo, pero el aplomo no es el mismo que el de las FJ a esta velocidad, donde las FJs van paradas. A partir de aquí por motor la 3CV se impone para comerse la autopista a velocidades ultra-rápidas: la moto de Mingo tiene menos carenado y sus neumáticos, los 205, ya son antiguos comparados con el confort y el apoyo de los BT020.

Turismo: con maletas las 2 FJs se van al fin del mundo. La CBX es para ir más tranquilo, sobre todo con 2 personas. Mejor el carenado de la 3CV pero la 1TX es más suave. Observa en la foto la diferencia en carenado, mucho más envolvente el de la CBX.

Curiosamente la geometría de mi FJ con las bieletas y las barras subidas es exactamente la misma que la 1TX de serie, que mantenía la de la 1100. Creo que el dulcificar la saga FJ fue un error de Yamaha.

Ciudad: la CBX es la mejor. Sólo pesa unos 30 Kg. menos que las FJ, pero la sensación es de pesar 80 Kg. menos: se maneja como un juguete y se mueve entre coches genial. La 1TX de Mingo se siente también pequeña con la rueda de 16 y el carenado pequeño. La 3CV es más dura y pesada para andar entre coches.

Conducción deportiva: mi moto, la 3CV, se siente dura, con mala leche, potente y acabas agotado después de un tramo de curvas lentas...¡porque anda muchísimo! y tienes que tener cuidado con el gas, que te catapulta a la siguiente curva donde ya llegas muy fuerte, frenas, cuidado otra vez con el gas... físicamente es una paliza en este ambiente, pero es capaz de mantener el tipo frente a predadores como las últimas R. La 1TX es más suave, muy precisa y con una horquilla perfecta y sincronizada a la perfección con el reglaje del amortiguador trasero. Pero en zonas donde hay que estirarla hasta 8.000 rpm, con la mía no paso de 6.000 rpm. y yendo más fuerte incluso. Calculo que mi FJ debe dar unos 20 CV más. En zonas de curvas más abiertas la 1TX no seguiría a la 3 CV simplemente por motor, además de por el aplomo de los BT020.

La CBX sólo tiene oportunidades en zonas de curvas cerradísimas... que es justo el terreno habitual en Tenerife. los fines de semana salgo 1 día con la FJ y otro con la CBX. Y el día que salgo con la CBX es cuando más disfruto en las carreteras ratoneras de por aquí, haciéndome doscientos y pico kms. sin bajarme de la moto. En la FJ necesito un café y un aquarius para la misma distancia porque es mucho más cansada y estresante.

Por curiosidad me he cronometrado en un tramo de curvas muy cerradas de 11 kms. con muy poco tráfico (nulo casi siempre a ciertas horas) en los 2 sentidos. Con la FJ siempre hay unos 30 sg., con independencia de si el tramo es pegado a la montaña o al barranco. Incluso es superior la FJ en estos tramos, aun con mínimas diferencias. No creo que la restauración del motor cambie el resultado porque el tramo es más de suspensión, frenos y chasis que de motor.

Lo que es una maravilla es el embrague anti-bloqueo de la Honda: en las reducciones a altas vueltas el embrague patina y evita el bloqueo de rueda trasera. Llegas a la curva, frenas, toque al acelerador, 7.000 rpm. y bajas 2 marchas click click. ¡Es maravilloso!. Y a la FJ le vendría genial uno. Parece ser que adaptando el de la ZX 10 R...

CONCLUSIÓN:

Las 2 FJs son 2 motos increíbles. No necesitas nada más, cualquiera que sea tu estilo de conducción. Si me comprase una FJ hoy día me compraría una 1TX como la de Mingo, la potenciaría como la mía y le cambiaría basculante por uno de 3CV para evitar las pesadas y anticuadas bieletas del tren posterior de la 1TX, adaptándole una llanta de 5,5 detrás de GSXR 1100.

¿Y la CBX?. Si sólo tuviera ésta moto y probase cualquiera de las 2 FJs alucinaría por motor, y viviendo en la Península no hay color. Puedes ir de viaje con cualquiera, porque la moto anda muy bien, como hice en verano con Jose Carlos y su FJ, pero echas de menos el aplomo imperturbable de la FJ en toda situación, y ese cohete que tienes debajo del asiento. Ahora, viviendo en Tenerife creo que después de haber alucinado con cualquiera de las 2 FJs sería feliz con mi Honda, que hace de todo, es pequeña, manejable y anda muchísimo.

Quizá la comparativa de esta moto sería más apropiada frente a una Diversion 900: por la mitad de precio que una Yamaha, la Honda es igual de económica y cómoda para uso diario y abismalmente superior para cualquier cosa que sea algo más que ir de paseo. Una moto de 90 CV y 230 km/h con buenas suspensiones y frenos sigue siendo una buena moto, da igual que tenga 25 años.